cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome

El 64% de la mortalidad infantil en 2010 se debió a enfermedades infecciosas

SALUD NIÑOS | 11 de mayo de 2012

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna contra el sarampión en un centro de salud de Sana (Yemen). EFE/Archivo

Londres, 10 may (EFE).- Enfermedades infecciosas prevenibles como la diarrea, la neumonía o el sarampión fueron responsables del 64 por ciento de las muertes en todo el mundo de niños menores de cinco años en 2010, publica hoy la revista médica británica "The Lancet".

De los 7,6 millones de niños de esa edad fallecidos en 2010, 4,87 millones murieron a causa de esas dolencias, según los resultados de un estudio elaborado por investigadores de la John's Hopkins Bloomberg School of Public Health (Baltimore, EEUU) que recopiló datos de 193 países.

Entre 2000 y 2010, los fallecimientos por estas causas descendieron en dos millones -un 26 por ciento-, pero según los autores del estudio sólo unos pocos países lograrán cumplir el porcentaje de mortalidad infantil fijado en el Cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

El objetivo de la ONU es una reducción de dos tercios de la mortalidad infantil en menores de cinco años entre 1990 y 2015.

Las enfermedades infecciosas que más contribuyeron a estos fallecimientos fueron la neumonía (14,1 por ciento de las muertes totales), la diarrea (9,9 por ciento) y la malaria (7,4 por ciento).

Dos de cada cinco niños (el 40,3 por ciento) murieron durante su primer mes de vida, principalmente debido a la neumonía, el parto prematuro y la meningitis.

El autor principal del estudio, Robert Black, consideró que para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, las muertes por enfermedades infecciosas deberían reducirse a un ritmo anual del 4,4 por ciento por país, mientras que en la actualidad descienden a un 2,6 por ciento anual.

"Sólo será posible si en los próximos años aumentan rápidamente la supervivencia de las madres y de los recién nacidos, así como las intervenciones sanitarias infantiles en aquellas regiones y países con alta incidencia infantil de estas enfermedades", explicó.

De hecho -subrayó- sólo el tétanos, el sarampión y el VIH han descendido lo suficiente como para cumplir con estos objetivos.

La mitad de las muertes infantiles por estas enfermedades en 2010 se registraron en África, y casi tres cuartas partes de ellas fueron debido a enfermedades infecciosas, sobre todo malaria y sida.

La siguiente región donde más fallecimientos se contabilizaron fue el sudeste asiático, con un 33 por ciento del total, debido sobre todo a complicaciones durante el parto.

Cinco países -la India, Nigeria, Pakistán, la República Democrática del Congo y China- sumaron en conjunto la mitad de las muertes infantiles del mundo.

"En los últimos años se ha hecho mucho énfasis en las cifras globales y en la mortalidad y demasiado poco en comprender los factores determinantes y las tendencias", lamenta en un artículo adjunto el experto en salud infantil Zulfiqar Bhutta, de The Aga Khan University (Karachi, Pakistán).

"Los mayores descensos anuales son indicadores de avances en grandes países como China, Brasil o la India, pero la incidencia media de estas enfermedades apenas ha cambiado", añade Bhutta.

Salud