cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome

Una oncóloga publica consejos a los familiares para acompañar a un enfermo de cáncer

CÁNCER FAMILIARES | 27 de mayo de 2012

ESPAÑA-METÁSTASIS CÁNCER:B04. BARCELONA, 03/03/2011.- Investigadores del hospital del Vall d'Hebron de Barcelona, liderados por el doctor Javier Cortés, director del Programa de Cáncer de Mama del Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO), han confirmado la eficacia de un nuevo fármaco, la eribulina, para tratar a pacientes con metástasis de cáncer de mama que incrementa un 20% la supervivencia de las mujeres afectadas y que podría beneficiar cada año a unas 4.500 mujeres. EFE/Marta Pérez

Barcelona, 27 may (EFE).- La oncóloga Laura Vidal revela en un libro los mejores consejos para que los familiares sepan "acompañar" al enfermo de cáncer, con el convencimiento de que "las familias que aprenden a verbalizar sus emociones salen reforzadas del viaje, independientemente de su desenlace".

Es uno de los fragmentos que mejor resume "Volem estar amb tu" (Queremos estar contigo), el primer libro de esta doctora de 38 años que dirige la división de oncología ginecológica del Hospital Clínic de Barcelona.

En poco más de 100 páginas, Vidal aborda los retos de las relaciones familiares y de pareja ante procesos dolorosos del cáncer como el diagnóstico, el tratamiento, las secuelas posteriores o la posibilidad de fallecer.

"El cáncer lo padece una persona, pero el alcance de este sufrimiento es tan enorme que afecta a toda la familia; por eso es importante pasarlo juntos, que haya siempre acompañamiento y apoyo", destaca Vidal en una entrevista con Efe.

El libro, que ya está a la venta en catalán (Ed. Columna) y que Planeta publicará en castellano el próximo 5 de junio, es un guía única en España que explica consejos a familiares con un estilo muy cotidiano, alejado de los tecnicismos médicos.

Vidal tuvo la idea de poner sobre papel toda la experiencia recogida del día a día en su consulta del Clínic y de los años de trabajo en asociaciones de pacientes en Canadá y Reino Unido, cuando estuvo un tiempo de baja y se percató de que sus pacientes le seguían contactando para pedirle consejos.

"Me di cuenta de que no echaban de menos la parte médica, porque mi sustituta lo hacía igual de bien que yo, sino la faceta psicosocial, ese vínculo labrado entre paciente y doctora", destaca la oncóloga.

Así que Vidal se puso manos a la obra para explicar aspectos íntimos de su consulta, como los silencios tras notificar el diagnóstico del cáncer o, por contra, las reacciones de tristeza e ira, a veces más pronunciados por los familiares que por el enfermo.

"Podría parecer que los familiares no sufren y que tengan que aguantar como una roca, pero es normal que se desmonten, lloren, estén tristes; también hacen su duelo", destaca la doctora.

Una vez recibido el impacto del anuncio del diagnóstico, se inicia un camino difícil en el que se ponen a prueba las relaciones de pareja, familiares o de amistad, que son esenciales para afrontar las limitaciones del tratamiento y los cambios físicos y mentales que sufre el paciente.

"Ante un proceso de quimioterapia, la relación de pareja pasa a ser un aspecto secundario, pero después del tratamiento, con las secuelas, las parejas necesitan un reajuste y existen pocos programas de ayuda psicológica", destaca la oncóloga.

En el libro, Vidal también aborda uno de los aspectos más sensibles que pueden marcar la relación del paciente tanto con la familia como con el doctor: la verdad sobre el pronóstico de la enfermedad.

"En cada caso es distinto, hay que conocer a la persona para saber el momento en que el doctor debe dar la información, pero a la larga todo el mundo agradece saber que es una enfermedad grave con la que te puedes morir; te da herramientas para afrontarlo".

El libro de la doctora Vidal también es, en el fondo, una declaración de un estilo de hacer medicina, en el que la empatía con el paciente juega un papel central.

Para aplicar este estilo muchas veces no bastan los 15 minutos de consulta que, teóricamente, el doctor tiene para cada paciente, un tiempo históricamente discutido por los oncólogos: "No se deberían distribuir los tiempos de consulta en oncología de la misma manera que en otros servicios; la relación que el paciente tiene con el oncólogo no la tiene con ningún otro especialista".

Según Vidal, los recortes en sanidad no han hecho modificar los tiempos de atención a los pacientes, pero sí pueden afectar a algunos fármacos que en el caso del Servicio Catalán de la Salud está reevaluando en función de su relación coste-efectividad.

"Quizás en los últimos años ha faltado un poco más de control numérico al administrar los fármacos, pero un oncólogo sabe mejor que un gestor qué tratamiento hay que dar", subraya la doctora.

Con "Volem estar amb tu", Vidal ha querido aportar su "granito de arena" para borrar un histórico tabú: "No se puede normalizar el cáncer, porque nadie quiere estar enfermo ni morir, pero sí que se pueda hablar y que la familia tenga herramientas para ayudar al enfermo".

Cataluña