cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
Vídeos del Día

El BCE revisa a la baja los pronósticos de crecimiento e inflación para 2015

UE BCE | 03 de septiembre de 2015

Fráncfort (Alemania), 3 sep (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) revisó hoy una décima a la baja las previsiones de crecimiento en la zona euro para este año, hasta el 1,4 %, y dos décimas las de la inflación, hasta el 0,1 %.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo en rueda de prensa que han aumentado los riesgos para el crecimiento de la zona del euro por la ralentización de las economías emergentes, que frena las exportaciones del área.

La caída del precio del petróleo es el mayor riesgo para la inflación pero Draghi consideró que "se trata de efectos transitorios".

La previsión en junio pasado era un crecimiento económico del 1,5 % este año.

Ahora, el BCE estima que la economía de la zona del euro crecerá en 2016 un 1,7 % (frente al 1,9 % previsto en junio) y en 2017 un 1,8 % (frente al 2 % de junio).

El personal de la entidad prevé ahora que la inflación de la zona del euro se situará en 2016 en el 1,1 % (1,5 % pronosticado en junio) y en 2017 en el 1,7 % (1,8 % pronosticado en junio).

Draghi explicó que el consejo de gobierno del BCE está dispuesto y preparado para actuar en caso necesario, utilizando todos los instrumentos de política monetaria disponibles.

Recordó que la inflación en la zona del euro se mantuvo en agosto en el 0,2 % interanual, como en julio.

Draghi dijo que la entidad monetaria comprará deuda pública y privada por valor mensual de 60.000 millones de euros hasta finales de septiembre de 2016 y, en definitiva, hasta que suba la inflación a casi el 2 %.

Previamente, el BCE decidió dejar inalterada su tasa de interés rectora en el mínimo histórico del 0,05 % para impulsar la inflación y la actividad económica.